SATSE C.V. sigue denunciando la reutilización de EPIs en algunos Departamentos de Salud

14 abril 2020
Enfermeras atienden a un paciente que sufre COVID-19

El Sindicato de Enfermería señala que la reutilización y esterilización de material de protección individual de un solo uso no está amparada por la normativa.

Tras la denuncia del Sindicato de Enfermería, SATSE, ante la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) por el incumplimiento reiterado de la normativa europea y de la legislación española sobre prevención de riesgos laborales, y el escrito al Instituto Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo (INSST) solicitando que se pronunciase, el INSST ha emitido una aclaración dando la razón al fundamento de las denuncias emitidas por SATSE al no evitar el Estado español que los trabajadores sanitarios ejerzan su labor desprotegidos contra la Covid-19.

Así, en su escrito, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo (INSST) señala que “los equipos de protección respiratoria filtrantes frente a riesgo biológico deben desecharse después de su uso. Esta es, por tanto, la opinión técnica de nuestro organismo…” modificando la frase “se puede considerar la posibilidad de la reutilización de equipos desinfectados por tiempo limitado” que hacía referencia a la reutilización, por “se muestran diferentes métodos de desinfección prestando especial atención a cómo pueden afectar al mantenimiento de las características protectoras de los equipos de protección respiratoria” en virtud de la normativa vigente y las especificaciones del fabricante.

El Sindicato de Enfermería explica en su escrito que la reutilización y esterilización de material de protección individual de un solo uso no está amparada por la normativa.

SATSE sigue constatando que, día tras día, los profesionales de enfermería continúan sin tener los equipos de protección individual adecuados. Si bien la carencia es menor que en días anteriores, se sigue alargando su uso y se suministran con cuentagotas en los Servicios de atención directa a pacientes con Covid-19, lo que eleva el riesgo de contagio. La situación en Atención Primaria es alarmante, pues se les proporciona solo un EPI para toda la semana.

Todo esto hace que las cifras de profesionales contagiados sean de las más altas de todos los países afectados, sobrepasando el 15% (1.500 profesionales contagiados) de los casos totales por Covid-19. Además, cerca de 2.000 profesionales permanecen en cuarentena, ante la falta de test diagnósticos.

Por tanto, desde SATSE tomaremos todas las medidas legalesa fin de evitar el mal uso o reutilización de material de un solo uso por parte de los Departamentos de Salud, dejando claro que, tras la notificación de hoy, las denuncias se realizarán sobre los responsables de estos hechos.